Joseba Etxebarria | Fotógrafo humanitario | Vuelta al mundo en bicicleta | En ruta por Senegal

Lamin | Gambia





Le conocí en el interior de Gambia, bañándose con los amigos en el río debajo de un puente de metal. Pasé tres días a su lado, suficientes para descubrir en él un saco de valores.


Nombre: Lamin. Edad: Catorce años.

País: Gambia.

Localidad: Kuntaur


Según él:

Le gustaría ir a la escuela tantos días como sus amigos. Le encanta entrar en el bosque, ir al río y subirse a los árboles para coger mangos. No le gustan los teléfonos móviles y tampoco las motos. Sueña con tener una bicicleta. Cuando sea mayor quiere salir a buscar a su padre.


Lo que yo observé:

Come muy poquito. Se siente responsable de la familia, especialmente de su hermana (12) y abuela (ciega). Entiende que su madre (maestra) tenga un nuevo novio, pero no le gusta que se gaste todo el dinero que gana en llamarle varias veces al día. Necesita a su padre. Le conoce todo el pueblo y le adoran. Es un ejemplo para sus amigos, por eso sus propuestas son las que más peso tienen.


Cuando solo tenía tres años y medio, su padre les abandonó.


Tres días a la semana va a la escuela y los cuatro restantes trabaja haciendo pequeñas velas manualmente a cambio de un poco de azúcar, sal, verduras y arroz, además de dos dólares semanales por los cuatro días de trabajo.


Fue él quien me enseñó a abrazar correctamente a las personas. Cuando yo abrazo a alguien, siempre me dirijo a su costado derecho y así lo hice con Lamin.

-"No, cuando dos personas se abrazan es para unirse de corazón. El abrazo, si es verdadero, debe ser corazón con corazón"-, me dijo. Y así lo hicimos.


En Gambia, 2014.

CONDUCTA ÉTICA

Defiendo la honestidad, la equidad y la justicia como base de cualquier labor humanitaria.

Un fotógrafo humanitario debe respetar la dignidad, la diversidad y los derechos del individuo y grupos de personas.

HUMAN _ Joseba Etxebarria Photography (t

Suscríbete y recibe la actualidad en tu correo

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube