ACTUALIDAD

La vida es bella



Vista desde la tienda de campaña del atardecer en el desierto de Sahara


¿Quién puede decir que una piedra no es vida, si yo la he visto vivir en el agua y en el aire, viajar por valles y cañadas y cubrir con sus millones de hijos las arenas de los desiertos, quién piensa que si ella faltara el universo sería el mismo? Cómo no se querrán los colibrís que cada mañana me visitan en el jardín, tanto que ni fidelidad necesitan para ser fieles. ¿Cuál es la razón que nos lleva a considerarnos más que aquél árbol que cubrió mi infancia, Pantxo le llamamos, éste que nació justamente para que la vida fuese posible, creció con nosotros y de alguna manera, generoso hasta la muerte, siguió viviendo en los pilares y las vigas que hoy sustentan el hogar de mi familia? Y quién sabe si no me cubrirá en el penúltimo sitio donde descanse. Aunque para esto no sé si necesito a Pantxo, la verdad. Puede que en la libertad que ganaron mis abuelos elija que mis cenizas hagan parte de la tierra que habrán de pisar mis nietos. ¿Dónde perdimos el instinto de vernos como iguales a una roca, de venerar a un árbol, de rendirnos al lamento de un niño abandonado o de un inmigrante enfermo, dónde de fundirnos con el amanecer, con la memoria de aquél beso que me diste, dónde la ilusión que perdí cuando dejé de verte? ¿Qué clase de orgullo nos hace sentirnos más que una hoja de hierba, una mosca o el canto rodado que ahora se tuesta en su nueva casa, regalada al sol de poniente?


Siempre busco una compañera de viaje, un amigo, alguien con quien compartir las cosas que merecen la pena.


Si mis imágenes no comunican algo de todo esto, me estallaría la vida en mil pedazos, no me cabrían en parte alguna las risas y las lágrimas que guardo y quizá corriera el riesgo de derramarme al alba en tus brazos.


Anda, vaga, mueve el culo, ayúdame a dar la razón a los locos que saben que la vida es bella.


NOTA INFORMATIVA
Si quieres ayudarnos, puedes hacerlo adquiriendo una copia original de alguna de las fotografías del portfolio. Visita este enlace para ver las diferentes colecciones publicadas, las medidas disponibles, precios y la cantidad que cada fotografía destina a la compra de material escolar para niños o comida para algunas personas con las que convivo durante la vuelta al mundo.
Tu apoyo es esencial

SERVICIOS

CONDUCTA ÉTICA

Defiendo la honestidad, la equidad y la justicia como base de cualquier labor humanitaria.

Un fotógrafo humanitario debe respetar la dignidad, la diversidad y los derechos del individuo y grupos de personas.

  • Joseba Etxebarria Photography
  • Joseba Etxebarria Photography
  • Joseba Etxebarria Photography
El fotógrafo humanitario Joseba Etxebarria agradece a Orbea su apoyo al proyecto Hacia el Sur, la vuelta al mundo en bicicleta por los Derechos Humanos.
El fotógrafo humanitario Joseba Etxebarria agradece a Kuperkic Forum su apoyo al proyecto Hacia el Sur, la vuelta al mundo en bicicleta por los Derechos Humanos.
El fotógrafo humanitario Joseba Etxebarria agradece a Mochileros en Tailandia su apoyo al proyecto Hacia el Sur, la vuelta al mundo en bicicleta por los Derechos Humanos.

SUSCRÍBETE

Recibirás automáticamente los posts y periódicamente la newsletter.

Copyright © 2020 Joseba Etxebarria Photography